“Gracias por habernos representado a todos los argentinos con tanto profesionalismo, tanta altura y tanto respeto”, enfatizó este sábado el presidente Mauricio Macri, al darles la bienvenida a los tripulantes de la Fragata Libertad, que regresó al país tras finalizar el 45° viaje de instrucción de los guardiamarinas egresados de la Escuela Naval.

El Presidente abordó la fragata, acompañado por el ministro de Defensa, Julio Martínez, y el jefe de la Armada, Marcelo Srur, y fue recibido por el capitán de navío Ignacio Errecaborde, quien condujo la Nave Insignia durante los más de seis meses de travesía.

También asistió la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que observó desde el palco la ceremonia de arribo del barco escuela. Además, una vez que la tripulación descendió a tierra, Macri felicitó especialmente a los cinco marinos que fueron padres mientras estaban a bordo y que este sábado conocieron personalmente a sus hijos en un emotivo encuentro familiar.

La Fragata amarró cerca de las 10.30 en la Dársena Norte del Puerto de Buenos Aires, luego de un viaje de 196 días de duración, de los cuales 133 fueron de navegación plena y los 63 restantes de estadía en quince puertos de tres países americanos y de siete europeos.

La nave partió el 23 de abril y tocó los puertos de Recife (Brasil); Baltimore (EEUU); Norfolk (EEUU); Nueva York (EEUU); Amsterdam (Holanda); Brest (Francia); Liverpool (Inglaterra); Dublin (Irlanda); Ferrol (España); Toulon (Francia); Civitavecchia (Italia); El Pireo (Grecia); Cádiz (España); Río de Janeiro (Brasil) y Montevideo (Uruguay).