"Hoy ya tenemos más de 400 personas evacuadas o autoevacuadas, esperamos que el agua drene rápido como pasó la semana pasada", dijo a Télam el ministro de Desarrollo Social santafesino, Jorge Álvarez.

"Es una situación muy compleja, porque el suelo no absorbe, estamos asistiendo con colchones frazadas y elementos de limpieza", añadió el funcionario.

Las intensas lluvias caídas desde esta madrugada en la zona sur de la provincia de Santa Fe afectaron a más de diez ciudades ubicadas sobre el cordón de la ruta provincial 21, al sur de Rosario, y sobre la Ruta Nacional 33, en la zona de Firmat. 

De acuerdo a los datos de su cartera, unas 150 personas fueron evacuadas o dejaron sus hogares en Arroyo Seco, mientras que otras 50 hicieron lo mismo en Villa Gobernador Gálvez. En tanto, había 80 evacuados en la localidad de Pueblo Esther y 10 en Chovet, al sudoeste de Rosario, y el resto en distintas localidades de la misma zona.

Más de una decena de localidades del sur de Santa Fe permanecen inundadas o con grandes anegamientos, lo que provocó evacuaciones y múltiples inconvenientes como consecuencia de la caída de más 300 milímetros de lluvia desde esta madrugada, informaron fuentes oficiales. 

Por su parte, la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe informó que varias rutas nacionales y provinciales permanecen con el tránsito restringido y en algunos casos interrumpido por la presencia de agua en la calzada.

En la tarde noche de este domingo, la población de Pergamino, en el noroeste de Buenos Aires, permanecía en emergencia ante el desborde del arroyo que lleva el mismo nombre. Desde la noche del sábado, en la ciudad cayeron más de 120 mm, lo que generó el descauce del curso fluvial que atraviesa a la localidad.