El Ministerio de Trabajo santafesino detectó a siete menores de edad, de entre 12 y 15 años, que realizaban trabajo infantil, y a otras 25 personas en condiciones precarias, en un campo de producción de arándanos en Santa Teresa, 120 kilómetros al suroeste de Rosario.

El secretario de Trabajo y Seguridad Social de Santa Fe, Leonardo Panozzo, señaló que “como consecuencia de las irregularidades detectadas, se presentó la denuncia contra el empleador ante el Ministerio Público de la Acusación de Rosario, para que se determine si se está en presencia de un delito”.

El funcionario sostuvo que “este tipo de prácticas ocurre con la cosecha de estos cultivos, porque se requiere de una recolección manual cuidadosa y por eso especialmente se trata de buscar menores” de edad.

En la localidad de Labordeboy en el departamento General López, las autoridades detectaron un campamento habitado por 48 peones rurales, traídos a mediados de diciembre para la desflora del maíz, quienes cumplían jornadas laborales de más de 12 horas, y había una deuda salarial y horas extras impagas, informaron las autoridades del ministerio de Trabajo, que agregó que la empresa responsable abonó lo adeudado.

En 2016, Un informe del Ministerio de Transporte de la Nación indicó que las exportaciones de arándanos alcanzaron las 5.411 toneladas durante la última campaña y superaron así en un 60% el total de las ventas externas de 2015.