El presidente Mauricio Macri afirmó que "a la gente no le importa“ a qué partido pertenecen los políticos, sino que le aporten "soluciones“ y sentenció que el país "necesita 20 años de crecimiento continuo“ para "sacar a todos los argentinos de la pobreza“.

Tras inaugurar ocho viviendas en el barrio santafecino de Nueva Esperanza, en el marco de un plan que contempla la construcción de 60 para damnificados por las inundaciones, el Presidente afirmó: "Para mí esto es la política, es salir de la oficina, es ir al barrio, estar con la gente y entender cuál es la necesidad, para entre todos construir las soluciones“.

Acompañado por el gobernador Miguel Lifschitz, la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, y el titular del gremio de UATRE Gerónimo Venegas, el jefe de Estado advirtió: "Una vez que pasa la elección, a la gente no le importa de qué partido somos; los argentinos necesitamos soluciones, y esperamos que nuestros dirigentes trabajen juntos para construirlas“. "Porque supimos trabajar juntos es que hoy, en poco más de un año, la solución está“, enfatizó Macri, en el breve acto.

"Las obras no pueden nunca más comenzar y nunca terminar, no pueden ser otra cosa que fuente de alegría, de esperanza, de futuro; nunca más sinónimo de corrupción, nunca más ligado al robo, a la mentira“, estableció el mandatario, en nueva referencia al gobierno kirchnerista.

Además, aseveró que "Santa fe es una de las provincias que lideran el país, y que tiene la responsabilidad de seguir empujando, porque este proceso que hemos comenzado, de crecimiento, por suerte ya se va consolidando día tras día“. "Hace falta crecer 20 años para sacar a todos los argentinos de la pobreza, y se puede si trabajamos todos de la misma manera“, concluyó el mandatario.

Asimismo, se refirió al "doloroso efecto de las inundaciones“, ya que "el problema no se termina cuando agua se va, sino que allí es cuando se ven con mayor claridad las consecuencias“, de las crecidas. Pero indicó que "ahora estamos todos comprometidos“ en llevar soluciones "porque el cambio climático llegó para quedarse“ ya que "las lluvias van a seguir en este nivel y hay que construir las obras que mitiguen este efecto“.

Por su parte, Lifschitz señaló que "lamentablemente durante décadas se generó un déficit en el acceso vivienda“ en el distrito, a causa de que "Santa Fe estaba fuera del mapa de distribución“ de recursos, aunque manifestó su confianza en "restablecer“ la situación.

Se reseñó que las viviendas se encuentran en el Programa "Reconstruyendo la Ciudad“, con el fin de reubicar a las familias que se encuentran en "riesgo hídrico“ por las crecidas de los ríos Paraná y Salado.

En el caso del Barrio Nueva Esperanza, se especificó que "se prevé la construcción de 60 viviendas, que se realizarán en tres etapas de 20“, aunque al momento de la visita presidencial, "se terminaron completamente ocho viviendas, tres están por terminarse y otras nueve están en un 30 por ciento de avance“.