El presidente Mauricio Macri arribó a China para iniciar una visita de Estado de cinco días en la que tiene previsto reunirse con su colega asiático Xi Jinping y participar del foro "Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional".

Acompañado por su esposa, Juliana Awada, gobernadores y funcionarios el jefe de estado llegó este domingo por la mañana a Beijing, donde fue recibido por el embajador argentino Diego Guelar y el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Wanming Yang.

Cena de bienvenida

Macri asistió a un ágape que el presidente de China ofreció a los mandatarios que participarán mañana del foro. La comitiva aregentina recibieron el saludo del anfitrión en el Gran Palacio del Pueblo, donde se realizó la cena junto a los otros jefes de Estado.

En un encuentro informal, Macri intercambió saludos y dialogó brevemente con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin; el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy; el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras; y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Acompañaron al jefe de Estado, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el embajador en China, Guelar.

En la comida, Macri se sentó junto al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. En tanto, la primera dama argentina estuvo al lado del presidente de Kenya, Uhuru Kenyatta.

El menú incluyó sopas, langosta, camarones fritos, carne con salsa de hongos, bacalao, pasteles, frutas y helados.

Posteriormente, Macri estuvo sentado en primera fila con Xi Jinping y Putin durante una gala multicultural en la Opera House a la que asistieron los mandatarios invitados al foro.

Por la mañana, el presidente Xi Jinping encabezó la ceremonia de apertura del foro en el Centro Nacional de Convenciones, en la que participaron por Argentina, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, y el diputado nacional Eduardo Amadeo.

"Aportar beneficios al mundo"

Xi destacó que la iniciativa se trata de un proyecto del siglo "para aportar beneficios a todo el mundo" y remarcó la importancia de encontrar vías para aumentar el desarrollo y disminuir la brecha de la pobreza en un mundo "cada vez más globalizado y a la vez desequilibrado".

Los jefes de Estado de Argentina y Chile son los únicos americanos invitados a participar del foro junto a otros 27 líderes de Belarús, Camboya, República Checa, Vietnam, Uzbekistán, Turquía, Suiza, Sri Lanka, España, Serbia, Rusia, Polonia, Filipinas, Pakistán, Myanmar, Mongolia, Malasia, Indonesia, Laos, Kenia, Etiopía, Fiji, Grecia, Kazajistán, Italia y Hungría.

El objetivo de Argentina en este encuentro con jefes de estado de Asia, Europa y África apunta a explorar oportunidades de comercio, cooperación e inversión.
El foro fue lanzado en 2013 para complementar las respectivas estrategias de desarrollo de los países miembros.

La iniciativa, que está abierta al mundo, logró incrementar la infraestructura,  el comercio y las inversiones así como como también promovió la cooperación financiera y favoreció el intercambio turístico y educativo.

En la apertura, los participantes destacaron la necesidad de contrarrestar las tendencias proteccionistas, reducir la desigualdad, contribuir al desarrollo sostenible y librar la lucha contra el calentamiento global. También se mencionó la necesidad de asegurar la paz y seguridad internacionales y detener el terrorismo internacional.