Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Varios delincuentes robaron diferentes objetos de valor del famoso campo perteneciente al matrimonio de periodistas integrado por Mónica Cahen D’Anvers y César Mascetti, en un suceso que se registró en la localidad bonaerense de San Pedro.

Los marginales lograron darse a la fuga y son buscados de manera intensa por autoridades policiales. El predio ya fue asaltado en otras oportunidades. Los voceros del departamento judicial de San Nicolás revelaron que el hecho, que ocurrió el jueves pasado, aunque se conoció este sábado, se produjo en la tradicional estancia denominada La Campiña, que está situada en las proximidades de las rutas 9 y 1001, en San Pedro, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Trascendió que los malvivientes accedieron a uno de los inmuebles del terreno luego de violentar una ventana, ocasión en la que se apoderaron de un televisor, de un reproductor de DVD y de otros elementos de valor que había en una de las habitaciones.

Finalmente, los asaltantes huyeron con rapidez y se refugiaron en los campos del lugar, en las inmediaciones de la región conocida como Río Tala. Según manifestaron los informantes, el audaz ilícito fue advertido momentos después por los caseros del establecimiento, quienes luego avisaron de la situación a los pesquisas.

Mónica y César no se hallaban en el escenario del robo al momento de sucedido el episodio, que provocó consternación entre los habitantes de la zona. Autoridades policiales de la comisaría de San Pedro realizan diferentes procedimientos en el distrito, con el objetivo de aclarar el caso y de establecer el paradero de los responsables del asalto.

Atractivo turístico

El predio La Campiña, que constituye uno de los principales atractivos turísticos de la región, ya registró otros robos que ocurrieron años atrás y por esta causa los investigadores consideran que los delincuentes no obraron al voleo cuando resolvieron ingresar al terreno manejado por los periodistas.

En mayo pasado, también en la localidad de San Pedro, un grupo de malvivientes intentó consumar un asalto en una finca ubicada en calle 9 de Julio al 1500, perteneciente al prestigioso locutor y conductor Eduardo Enrique Mir, conocido públicamente como Lalo Mir, quien en esos momentos tampoco estaba en la vivienda. Los policías de San Pedro creen que no hay relación entre ambos episodios.