Hoy es sabado 21 de septiembre de 2019 y son las 10:08 hs. FM Villa Allende -La Radio de la Villa- "El Aire de las Sierras". SI SU AVISO ESTA AQUÍ,..FELICITACIONES PUES..! "El verdadero Poder está en el Servir" "En la aceptación de la diversidad, está la madurez del individuo" "Ama a tu prójimo como a tí mismo" y la Creación tambien es tu Prójimo" "Vayan sin miedo a servir" "no tengan miedo de amar" Papa Francisco."La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja"J.G.Del R.Brochero. "Nunca prives a nadie de su esperanza, puede ser lo único que tenga" M.T.de Calcuta. "Los gobiernos que postergan a la niñez y a la ancianidad, son gobiernos sin futuro" Papa Francisco. “Es algo muy pobre decidir que un niño debe morir para que tú puedas vivir como lo deseas.”

27 de abril de 2018
Policias en la mira
Cinco jefes policiales, sancionados por el escándalo en el boliche. Fueron echados del local por ebriedad. Uno terminó peleando y, luego, chocó el auto. Preocupación por seguidilla de graves episodios con otros comisarios de la Policía de Córdoba.

En un comienzo, fueron los suboficiales de medio y bajo rango. Después, fueron los agentes y los cadetes novatos recién ingresados a la fuerza. Ahora, los que preocupan dentro y fuera de la mismísima Policía de Córdoba son los jefes: los oficiales de alto rango. En las últimas horas, se dispuso una serie de graves sanciones para un grupo integrado por cuatro comisarios y un subcomisario que protagonizaron un escándalo en una disco de barrio Alta Córdoba, en la Capital, luego de alcoholizarse de manera desmedida. Según se investiga puertas adentro de Jefatura, tanto “se emborracharon” que fueron echados por los guardias. Ya en la calle, uno de ellos llegó pelearse a las trompadas con un “naranjita”, se subió a su auto y chocó a otro coche estacionado. Este oficial que colisionó (y hasta terminó internado por algunas horas) es Walter René Ferreyra, titular de la comisaría de barrio Alta Córdoba, a quien un examen de alcoholemia le dio 2,6. Quedó en situación pasiva y, según fuentes del Gobierno, sería cesanteado (echado). Ferreyra tiene pendiente, a todo esto, un juicio que enfrentar en los Tribunales 2 por un supuesto caso de “gatillo fácil”: haber matado a un joven por la espalda. El caso del boliche no fue un episodio aislado: en total seis comisarios fueron sancionados por graves episodios en la última semana. Varios de ellos tienen causas judiciales en su contra. En Adelia María cayó preso un comisario acusado de robarse (al menos) un celular que había sido incautado en un allanamiento; mientras que dos comisarios y otros dos policías de Monte Buey fueron imputados por peculado. A todo esto, otros dos oficiales de la Caminera fueron puestos en pasiva por sacarle, supuestamente, dinero a un automovilista. En la Policía de Córdoba y en el Gobierno provincial hay preocupación desde hace tiempo por los malos uniformados y, ahora, por los episodios con comisarios. Los escándalos dentro de la fuerza vienen siendo reiterados desde hace tiempo. En 2017, al menos 250 efectivos fueron sacados de servicio por delitos o faltas administrativas. Un policía cada 32 horas. De todos modos, desde la fuerza relativizan que haya más escándalos. Afirman que “ahora se conocen más” y hay “más sanciones”. “Quizá algunos vean que los casos aumentaron y en efecto se están dando episodios con comisarios. Pero hay que hacer otra lectura también: en esta institución no se oculta nada y se sanciona a los malos elementos”, expresó el director de Control de Gestión de la Policía, Rodolfo González. “No es que las macanas aumentaron. Ahora macana que salta, macana que se sanciona”, añadió el comisario general. Echados por ebrios “Se emborracharon por demás y, esta vez, los terminaron echando. Y todo se desmadró”. Con esta frase se refirió una alta fuente del Ministerio de Seguridad cordobés al último escándalo con oficiales jefes ocurrido en un boliche de calles Urquiza y Jerónimo Luis de Cabrera, en Alta Córdoba. Aprovechando que estaban de franco, y como solían hacerlo a menudo, un grupo de oficiales jefes se juntaron a comer un asado. Entre ellos se encontraba Walter Ferreyra (responsable de la seguridad en esa barriada), además de dos comisarios inspectores, un comisario y un subcomisario, todos de dependencias policiales de la zona oeste de la Capital. Tras el asado, rumbearon en autos al boliche. Allí, según testigos, bebieron de más . Fuentes oficiales señalaron que fueron “echados” por ebrios. El dueño del boliche fue contactado por este diario. “Gabriel” prefirió no contar lo sucedido. Ferreyra se subió a su VW Gol Trend y un “naranjita” se acercó. No está claro qué discusión hubo. Lo que sí se sabe es que se produjo una violentísima pelea a las trompadas. Acudieron otros policías y el cuidadoches terminó preso. El comisario partió en su auto y el final es conocido: a los pocos metros, chocó un auto estacionado, se dio vuelta y terminó en una clínica, de donde fue dado de alta. “El informe de alcoholemia en el sanatorio dio 2,6”, precisó Ana Becerra, la presidenta del Tribunal de Conducta Policial. Este ente puso en situación pasiva a Ferreyra hasta nuevo aviso. La tasa máxima permitida para circular en la Capital es 0,4. Dos puntos lo tienen contra las cuerdas: primero, la ebriedad escandalosa en un lugar público siendo policía, la pelea y la aparatosa colisión; segundo, no haber informado lo sucedido en tiempo y forma a sus superiores. En las últimas horas, la Jefatura sancionó a los otros cuatro oficiales que estaban con él. Dos fueron suspendidos (tuvieron que dejar sus armas y sus placas, dejaron momentáneamente de ser policías y fueron enviados a sus hogares); los dos restantes quedaron bajo arrestos preventivos (permanecen en sus hogares sin trabajar). “Una cosa es lo que yo haga en un lugar privado, otra muy distinta en uno público, en la calle, y con otros jefes al lado”, remarcó el comisario general González


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








EL CLIMA EN VILLA ALLENDE

17.2°C

Soleado

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
55.08
59.08

 

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

"La Mañana de la Villa"

de 08.00 a 13.00

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

Twitter

 

 

Una parte de la Historia

 

 

EL PROGRAMA “LOS PÉREZ GARCIA” EN MI RECUERDO

... image.pngCarlos H. Cerutti (copyright) La campanilla del teléfono sonaba y aparecía una voz que respondía: “Si, usted está hablando con la casa de los Pérez García”. Era un ritual que en nuestras casas se sentaran a cenar y esperar con ansiedad este momento.Radio “El Mundo” lanzó simultáneamente en 1942, dos ciclos que vinieron de la mano y causaron un gran furor: “El Glostora Tango Club” (con Alfredo De Angelis) y “Los Pérez García”. La televisión estaba aún distante de desembarcar. En sus comienzos, este espacio salía al aire los mediodías, después pasaría a la franja nocturna de las 20.15. Muy corto en sí era el segmento de la audición, que tal vez no alcanzaba a los 15 minutos. “Mejoral” era su auspiciante. Fueron alrededor de 25 años que su emisión era acompañada por una vasta legión de oyentes. “Los Pérez García” era la conformación de una familia clásica, encabezada por Don Pedro el jefe de la familia, encarnado por Martín de Zabalúa; Doña Clara la esposa, representada por Sara Prósperi; los hijos de éstos: Raúl (Jorge Norton) y Luisa (Perla Black, luego Celia Juárez y en su última época Pepita Férez). Otros personajes se irían sumando a esta cepa parentesca, tales como Mabel (Nina Nino), la empleada doméstica que con el transcurrir de los años se casa con Raúl y pasa a convertirse en la nuera. Y en este aditamento de figuras allegadas al clan familiero, también estaban el infaltable Castilla (Gustavo Cavero) compañero de Don Pedro en la Compañía de Seguros y su esposa Catalina (Esperanza Otero). Con el tiempo ese ambiente doméstico va creciendo, Luisa (la hija) se casa con Tito (Julián Bourges), nupcias que se produce mucho antes que su hermano Raúl. El contexto de los años va sumando herederos en el núcleo. Nietos que llevarán en sus nombres los diminutivos de sus abuelos : Pedrito y Clarita, tan bien interpretados por Norberto Suárez y María de los Angeles Ibarreta. La grilla horaria de “Los Pérez García” iba de lunes a viernes y la temática que explícitamente desarrollaban, eran propiamente problemas del acontecer cotidiano. Toda la maraña o trapisonda que en su primer momento parecía de difícil complejidad, terminaba en un desenlace feliz. En cada final había un mensaje contestario aleccionador, una moraleja de la que se aprendían y recogían enseñanzas de vida. Castilla caracterizaba al personero de los negocios fantasiosos, cómicos e imposibles de realizar. Don Pedro constituía el verdadero padre, el hombre sin tachas, el amigo leal…el mentor hacia los demás. “Los Pérez García” llegaron a encaramarse en la escalada más alta de la audiencia, mostrando ese glamour y buen gusto por lo que aportaban como ejemplo. No se denostaba ni se empleaban vocablos soeces. Una gran tribulación causa la muerte repentina de Martín de Zabalúa (padre en la vida real de Tincho Zabala), a tal punto que el director decide no reemplazarlo por otro actor. El tío Juan, hermano de don Pedro en la ficción, pasa de allí en más a ser el consejero de la familia. La casa en esos momentos, se había quedado sin alma. Luís María Grau que entendía la carpintería del oficio, era el que tejía y destejía las historias y Nicolás Catalán el sonidista que desde la cocina de su creatividad, nos hacía pensar en escenografías imaginarias. Si bien se hicieron giras teatrales y filmó una película, en el paladar del público no era lo mismo. Mucho se perdía de aquella magia especial que transmitía el radio receptor. “Vos tenés más problemas que Los Pérez García” o “son los negocios de Castilla”, hoy han quedado como expresiones acuñadas y legadas por la calle. 

 

 

HORÓSCOPO

 
Cáncer
CANCER (del 22 de junio al 23 de julio)

Estas teniendo serios inconvenientes para apegarte a un nuevo tipo de vida, radicalmente diferente a la anterior. Paciencia. No permitas que tu impaciencia termine por afectar la vida cotidiana con tu pareja. Desarrolla la paciencia de a poco. Sentirás que tu trabajo actual ya no representa un reto para ti. Esto hará que pierdas interés de a poco en el.Sugerencia: Siempre el inicio en una nueva actividad o un nuevo ambiente laboral representa un reto a superar. Válete del tiempo para hacerlo.

 

RadiosNet