Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 10:10 FM Villa Allende -La Radio de la Villa- "El Aire de las Sierras". SI SU AVISO ESTA AQUÍ,..FELICITACIONES PUES..! "El verdadero Poder está en el Servir" "En la aceptación de la diversidad, está la madurez del individuo" "Ama a tu prójimo como a tí mismo" y la Creación tambien es tu Prójimo" "Vayan sin miedo a servir" "no tengan miedo de amar" Papa Francisco."La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja"J.G.Del R.Brochero. "Nunca prives a nadie de su esperanza, puede ser lo único que tenga" M.T.de Calcuta. "Los gobiernos que postergan a la niñez y a la ancianidad, son gobiernos sin futuro" Papa Francisco. “Es algo muy pobre decidir que un niño debe morir para que tú puedas vivir como lo deseas.”

  • 18.2º

18.2°


11 de marzo de 2020

Jesús Dátolo: "A Maradona lo subestiman como DT"

En charla con Télam, el capitán de Banfield revela que se considera un privilegiado en el fútbol porque compartió vestuario con Messi, Riquelme y Ronaldinho, además de Diego Maradona, a quien define como un entrenador "serio y trabajador".


El mediocampista de Banfield Jesús Dátolo destacó las cualidades de Diego Maradona como director técnico en oposición a quienes "lo subestiman" sin conocerlo en el ejercicio del rol que actualmente cumple en Gimnasia y Esgrima La Plata.

En una entrevista exclusiva con Télam, el futbolista dirigido por el astro en el seleccionado argentino durante 2011 caracterizó a Diego como un entrenador "serio y trabajador", bendecido con "el don de anticipar todo lo que va a pasar en cada partido".

"Ve el fútbol de otra manera", abundó Jesús, que este viernes volverá a encontrarse con Maradona cuando su equipo visite el Bosque platense en la jornada inaugural de la Copa de la Superliga.

Dátolo (35 años), con mirada retrospectiva, se consideró "un privilegiado" por haber cruzado también a Lionel Messi, Juan Román Riquelme y hasta el brasileño Ronaldinho durante su carrera profesional, que inició hace 16 años tras curtirse en la pensión banfileña del predio de Luis Guillón.

Esa etapa -asumió- "fue el precio para cumplir el sueño" de ser jugador, que le permitió "vivir en Puerto Madero -siendo futbolista de Boca-, y en Europa". De origen humilde, Jesús siente que "muchas veces se minimiza" el esfuerzo del futbolista en busca de su progreso.


-Jesús, ¿qué es Maradona en tu vida?

-Ufff, lo amo. Yo crecí mirándolo, lo tuve como entrenador, lo vi después y hace poco me pidió la camiseta jugando contra Gimnasia. Encima no me di cuenta porque estaba lleno de gente y recién terminaba el partido, casi me mata, ja. Es una locura, todavía no lo puedo creer que me la haya pedido porque es el ídolo de toda mi vida. Para mí vienen primero la Virgen y el Diego y después, el resto.

-¿Cómo es Diego-entrenador?

-Es un técnico serio, trabajador y con el don de anticiparte todo lo que va a pasar en cada partido. A mí me enseñó mucho en cada charla previa y en los entrenamientos. A veces lo subestiman y sabe mucho, ve el fútbol de otra manera.

-¿Qué recuerdos te quedaron?

-Era uno más, nunca te chapeaba con que era Maradona y eso estaba bueno. Lo vi introvertido en algunas ocasiones y me llevé una sorpresa porque es el mejor de la historia, nunca hubo otro igual, más allá de la época y de los gustos personales. Fue una linda experiencia y me alegra verlo en el fútbol, lo veo feliz. Hay que cuidarlo como a todos los ídolos y no condenarlo.

-Tu carrera te llevó a Napoli, donde él es un Dios y los hinchas son fanáticos...

-Sí, están locos: mi presentación fue con 50 mil personas en el San Paolo. Encima me tocó coincidir con otros argentinos y el más destacado era Ezequiel Lavezzi, así que si me veían con él todos se nos venían arriba. Realmente están locos, en el buen sentido de la palabra, y tienen una pasión increíble por los colores del club.

Diego es un técnico serio, trabajador y con el don de anticiparte todo lo que va a pasar en cada partido


-Maradona se fue porque lo asfixiaron, entre otras cosas.

-Sí, a mí me pasó un poquito, pero no hay punto de comparación. Diego hizo historia allá, lo aman, la mitad de los pibes se llaman como él. Allá es el único club de la ciudad y tiene que enfrentar al norte de Italia, que es el rico con el pobre y te lo hacen sentir. Y ser argentino te da un margen aunque a los dos partidos ya te exigen como a cualquiera.

-Además jugaste con Riquelme, Messi y Ronaldinho, entre otros...

-Sinceramente me siento un privilegiado porque compartí lugar con tantos referentes y creo que lo valoraré cuando termine mi carrera.

-Cuando entrenaste con Ronaldinho comentaste que el trato era especial, ¿cómo era eso?

-Era un loco lindo, rara vez venía al club. Llegaba para el horario del entrenamiento y a veces un poquito tarde también...pero era Ronaldinho. Era un loco divertido y sumaba mucho. No te hacía sentir que era Ronaldinho. En lo futbolístico, era difícil darle un pase a un jugador como él.

-Paulo Dybala dijo algo parecido por Messi y lo mataron...

-Lo recuerdo y creo que la gente lo interpretó mal. Yo lo entendí, pero la gente no. Quiso decir que a veces, por los movimientos de Messi, que es tan rápido, es difícil tirar una pared con él. A mí me pasó, jugando con Leo, que me daba la pelota, pero era tan rápido, quería devolverle la pelota y ya estaba a diez metros. Es difícil jugar con un jugador de Play Station. Y Ronaldinho era lo mismo.

-¿Cómo se hace entonces?

-Al principio me costaba. Me costaba asumir que estaba jugando con tal. La figura máxima del fútbol argentino en ese entonces era Riquelme, y no creía a quién le daba un pase. Cuando llegué a Boca había muchas figuras. Estaban Riquelme, Palermo, el "Chelo" Delgado, y yo llegaba de un equipo humilde como Banfield. Después me hicieron sentir un compañero más y me sentí como un jugador más.

-¿El famoso Mundo Boca es pesado?

-Sí, es el club más grande de la Argentina y uno de los más grandes del mundo. No es fácil jugar en Boca. Cuando jugás en Boca, el verdulero es técnico, el jardinero te dice cómo pegarle a la pelota, que le tenés que ganar a River. Salís a la calle y es un mundo de gente queriendo una foto. Todos te piden ganar y lo disfrutás solamente si te va bien. Por eso la pasé bien, me tocó ganar mucho.

-En varias notas cuestionaste cómo se los subestima a los jugadores...

-Lo nuestro es una vida normal, no me jode la crítica sobre si ganamos la guita fácil, rápido o pateando una pelota. El problema es la mentira de creer que es así. La realidad es que nosotros tenemos una carrera llena de sacrificios atrás, que pocos o casi nadie lo ve, ni lo siente. ¿Sabés las cosas que no viví de pibe o ahora? Vivimos mucho estrés y en la calle te putean o te piden ganar. Tenemos una responsabilidad linda pero no todo es color de rosa, acá si ganás sos el mejor y si perdés no valés nada.

No podemos desconocer lo que sucede a nuestro alrededor. Yo soy del peronismo de la inclusión, del trabajo y de la solidaridad. Eso sí, la grieta me tiene cansado


-¿Lo entendés eso?

-No pasa por ahí. Yo tengo familiares que son albañiles, que trabajan de diferentes cosas, y soy consciente que la situación está complicada y ganarse el mango es salir todos los días. Cada trabajo tiene su esfuerzo.

-¿A vos cómo te pegó el desarraigo del barrio y de la zona de confort?

-Obviamente salí más por obligación que por placer cuando me fui a Puerto Madero jugando en Boca o luego a Europa, hasta el día de hoy vivo en el barrio que me crié porque ahí está mi gente. Es complicado cuando te tenés que ir y dejás de ver a tu círculo pero uno tenía un sueño y para cumplir con eso había que volar.

-¿El futbolista siente la crisis económica?

-En lo personal lo veo en muchos familiares y en el entorno, no podemos desconocer lo que sucede a nuestro alrededor. Yo soy del peronismo de la inclusión, del trabajo y de la solidaridad. Eso sí, la grieta me tiene cansado.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!