María Elena Pérez, de 54 años, se extravió y dijo haber sido olvidada por su familia el miércoles en Playa de los Ingreses al norte de la isla de Florianópolis.

La señora explicó que entró al mar y su marido y los demás parientes desaparecieron. Para colmo, le robaron sus pertenencias y dinero, y no tenía qué comer.

Una argentina la encontró caminando, perdida, llorando y fumando un cigarrillo tras otro, en la calle Las Gaviotas. La llevó hasta una inmobiliaria, desde donde llamó a su marido, que nunca le contestó. 

La mujer es oriunda de San Miguel de Tucumán, y explicó que es la segunda vez que veranea en Florianópolis según publicó Contextotucuman.com.

Cuando cerró la inmobiliaria la llevaron hasta la Policía, a la sede de la octava Delegación de la fuerza. Allí lograron ubicar a sus parientes y les informaron donde estaba.

No es la primera vez que pasa algo parecido en Brasil en esta temporada. En diciembre de 2016 otro argentino había abandonado a su mujer en una estación de servicio.