Por: Gabriel Arias

Una multitud de fieles se hizo presente en el Santuario San Pantaleón, ubicado en el barrio de Mataderos, para venerar la imagen de quien es el patrono de los enfermos, médicos, enfermeras y agentes sanitarios. En tanto, se espera para el próximo domingo al mediodía la típica procesión con la imagen y la reliquia del santo por las calles del vecindario.

La ceremonia tuvo su inicio a las 20.30 del miércoles con la tradicional serenata en honor al santo, ya en la jornada de este martes, se llevaron a cabo las bendiciones y las misas de las 6, 7, 8.30, 10, 11.30, 14, 15.30, 17, 18.30 y 20.30. De hecho, la misa central de las 11.30 fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli, quien luego bendijo a los fieles presentes y saludó a los peregrinos.

El lema para este año fue "Padre, con San Pantaleón te pedimos por la salud, la paz y el trabajo de nuestras familias" y su párroco, Adrián, le comentó a Crónica con suma alegría que "este es un día de fiesta y estamos muy contentos por la cantidad de gente y la fe, algunos vienen a agradecer y otros a pedir contra el dolor y le sufrimiento, sobre todo pidiendo esperanza".

"El papa Francisco preguntaba ante que puertas los enfermos podían asistir y una de ellas es la de San Pantaleón, donde la gente se encuentra con Jesús cuyo amor es salvarnos y sanarnos, con San Pantaleón que como médico ayudó cuando estaba en la tierra, y ya en el cielo como mártir lo sigue haciendo", agregó.

Cabe destacar que la festividad no concluyó a las 0 de hoy, sino que continuará el próximo domingo a las 11 con la misa de acción de gracias, a las 12.30 con la procesión con la imagen y reliquia del santo por las calles del barrio y una hora más tarde, con la fiesta popular en el atrio del santuario (ubicado en la calle Monte al 6.800).

Una de las fieles que se acercó a la parroquia, llamada Mara, dijo que "soy muy creyente de todos los santos, sobre todo de San Pantaleón y vengo desde hace 40 años para pedir y agradecer. Debido a que este santo fue un médico, es que la gente enferma se acerca mucho para pedir por su salud".

Además de las confesiones y bendiciones que se les realizó tanto a personas como objetos religiosos, también se hizo la imposición de manos. Los coordinadores de la parroquia repartieron mate cocido y pan a la gente de forma gratuita, aunque también se recibieron ofrendas de ropa, alimentos y medicamentos para los necesitados.

En cuanto al santo, hay que decir que San Pantaleón nació en la localidad de Nicomedia (hoy Turquía) en 275 en pleno auge del Imperio Romano, estudió medicina y fue el doctor personal del emperador Galerio Maximiano. Se convirtió al cristianismo gracias a las enseñanzas de su madre y un sacerdote.

Esto le valió ser detenido, torturado y muerto por los romanos el 27 de julio de 303, aunque según la tradición cristiana, su muerte tuvo lugar bajo una higuera seca, que floreció al recibir la sangre del mártir luego de ser decapitado.